¡Las otras madres se llevarán a mi hijo!

¡Laura tiene un niño de 5 años. Desde que nace se da cuenta que es muy protectora con él. Al principio piensa que es normal, seguro se trata del instinto materno.

Con el paso del tiempo Laura empieza a agobiarse mucho cuando sale con su hijo. Va con él al parque, a los cumpleaños, a la piscina. Dondequiera que vaya lo único que le preocupa es que las madres de los otros niños no se lleven a su hijo. Siempre quiere que él esté muy cerca de ella. Lo vigila constantemente.

Cuanto más tiempo pasa, peor lo vive Laura. El miedo la aterra cuando algunas madres se acercan a su hijo y le hablan, le sonríen, le preguntan cosas. Ella no entiende porque siente ese terror pero tampoco quiere ser una madre sobreprotectora o castradora. Solo quiere liberarse de ese miedo.

Cuando Laura nació su propia madre la robó a su padre, cambió de país e intentó no dejar rastros para huir de ese hombre.

Laura es una niña robada. Y el inconsciente recuerda.

¡Sana tu historia! Toma consciencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *